Servidores clúster de alta disponibilidad: Llevando tu negocio al siguiente nivel

En la actualidad las organizaciones dependen cada vez más de sus sistemas de información, es necesario que estos sean confiables y seguros, pero por sobre todo que permanezcan en funcionamiento ininterrumpidamente. Los fallos de hardware en un sistema suelen ser un gran problema, una avería en ellos podría dejar al sistema sin funcionamiento por horas, además del riesgo de la pérdida de información y la insatisfacción de los usuarios. Pero no tiene por qué serlo, una de las primeras medidas para conseguir redundancia y protección contra fallos debería ser replicar sus componentes hardware y software en un clúster de alta disponibilidad (o High Availability Cluster).

¿Qué es un Clúster de alta disponibilidad y cómo funciona?

Es un sistema conformado por un conjunto de dos o más máquinas caracterizado por tener la capacidad de mantener una serie de servicios compartidos y por estar constantemente monitoreándose entre sí. De esta forma el sistema garantiza un funcionamiento ininterrumpido de sus aplicaciones. Supongamos que se produce un fallo de hardware en alguna de las máquinas del clúster, el software de alta disponibilidad iniciará automáticamente los servicios en cualquiera de las otras máquinas del clúster, a esto se lo conoce como failover. Cuando la máquina que había fallado logra recuperarse, los servicios son nuevamente migrados a ella, proceso conocido como failback. Nos permite una alta disponibilidad de infraestructura, de los servicios ofrecidos por el clúster, minimizando para el usuario la percepción del fallo. La capacidad de recuperación automática de servicios en la máquina que ha fallado nos garantiza además una alta disponibilidad de aplicación, o sea, la integridad de la información, considerando que no hay pérdida de datos ni molestias para los usuarios, ya que no notarán si se ha producido un problema.

Beneficios de implementar un clúster de alta disponibilidad

Para empezar, hay un beneficio económico, si consideramos los costes asociados a la reparación del fallo de un sistema. Además, se necesitarán horas de trabajo adicionales dedicadas al arreglo de la avería; los usuarios o empleados que dependen del sistema se verán afectados y podrían perder productividad u horas de trabajo. Todo esto conlleva pérdida de ingresos, por las ventas o servicios que se han dejado de realizar. Sin contar que un sistema sin servicio funcionando trae consigo el detrimento de su reputación, mala publicidad, desconfianza de los empleados, y más importante, insatisfacción de los clientes. Por todo esto confiamos en que implementar un clúster de alta disponibilidad no sólo aumenta la disponibilidad, sino que también mejora el rendimiento, la escalabilidad, la tolerancia a fallos, reduce costes, y fortalece los servidores y el almacenamiento.

Funcionamiento Heartbeat

Un clúster de alta disponibilidad tiene dos funcionamientos fundamentales: Intercomunicar entre sí todos los servidores, monitorizando continuamente su estado y detectando fallos. Y administrar los recursos ofrecidos por el clúster, teniendo la capacidad de migrar dichos recursos entre los diferentes servidores físicos como respuesta ante un fallo. El software del clúster conoce en todo momento la disponibilidad de sus servidores, gracias a una técnica conocida como Heartbeat, que recibe su nombre por el funcionamiento de cada servidor que informa periódicamente de su existencia enviando al resto una “señal de vida”.

Configuraciones más comunes

· Activo/Activo: En una configuración activo/activo, todos los servidores del clúster poseen los mismos recursos y pueden acceder a estos independientemente de los otros servidores. Si uno de ellos falla, sus recursos siguen siendo accesibles a través de los demás servidores del clúster. HAC-Active/Active · Activo/Pasivo: Consiste en un servidor principal que posee los recursos del clúster y otros que son capaces de acceder a dichos recursos, pero sólo si el principal falla. La desventaja es que los servidores no proporcionan ningún tipo de recursos mientras están en espera, esto hace que sea una configuración menos eficiente porque los sistemas tardan en migrar los recursos al servidor en espera. HAC-Active/Passive

En Inudev diseñamos y mantenemos arquitecturas clúster activo/activo para dar soporte a aplicaciones Enterprise de todo tipo, y nos mantenemos actualizados con las últimas y más óptimas tecnologías para lograr esto a un costo competitivo. Si deseas llevar tu aplicación al mismo nivel que empresas Fortune 500 puedes agendar una call con nuestro equipo que te brindará todo el asesoramiento y ayuda que necesites. ¡Contáctenos hoy para más información!